Logo del Gobierno de España, Ministerio de defensa
Logo del Gobierno de España, Ministerio de defensa

¿Qué son los datos abiertos (open data)?

El "Open Government" es una forma de gobierno que utiliza las posibilidades que ofrecen las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para promover la transparencia y acceso a la información pública, la participación y la colaboración ciudadana. Constituye una evolución del gobierno electrónico, basado únicamente en la gestión electrónica de trámites administrativos.

Aunque con la aparición de la administración electrónica, la comunidad de software libre y el fenómeno 2.0 ya habían ido aparecido iniciativas encaminadas a mejorar la transparencia, la participación y empoderamiento ciudadano utilizando las nuevas tecnologías de la información, el nombre fue acuñado en 2009, en el "Open Government Memorandum", una directiva de Barack Obama destinada a impulsar el gobierno abierto en la administración americana.

El Open Government se basa en la transparencia, tanto activa, a través de una apertura a la información pública (Datos abiertos, estándares abiertos, interoperabilidad, fuentes abiertas, etc), como pasiva: garantizando el acceso a la información pública cuando se solicita.

Datos abiertos (open data en inglés) es una filosofía que persigue que determinados datos en poder de la Administración, estén disponibles de forma libre a todo el mundo, sin restricciones de copyright, patentes u otros mecanismos de control. Para que un dato sea abierto, tiene que ser accesible y reutilizable, sin exigir permisos específicos, aunque los tipos de reutilización pueden estar controlados mediante una licencia.

Los datos deben ser publicados en formatos que permitan tener la información estructurada en campos que permitan automatizar su reutilización, por ejemplo XML, RDF y CSV. Se ha de evitar, por tanto, el uso de formatos que permiten ver la información pero no extraerla para su reutilización, como es el caso de documentos en imágenes.

Los datos abiertos están centrados en material no-documental como información geográfica, meteorológica, estadísticas, fórmulas matemáticas y científicas, datos médicos, etc.

El "open data", no solo tiene valor y utilidad para las Administraciones y la Ciudadanía, sino que también permite a las empresas generar nuevos modelos de negocio mediante la reutilización de los mismos.

En España, estas iniciativas se han materializado en la Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre Reutilización de la Información del Sector Público. Esta ley no modifica el régimen de acceso a los documentos administrativos ya previsto en ordenamiento jurídico español, sino que aporta un valor añadido al derecho de acceso, estableciendo un marco de regulación básico para la explotación de la información que obra en poder del sector público.

A su vez, la Ley ha sido desarrollada por el Real Decreto 1495/2011, de 24 de octubre, el cual establece en su Disposición adicional segunda la obligación de los órganos de la Administración General del Estado y de los demás organismos y entidades a los que hace referencia la citada norma, de aprobar "... un plan propio de medidas de impulso de la reutilización de la información del sector público, por medios electrónicos, dentro de su ámbito de competencias".